¿Por qué está de moda la leche de coco?


Los cocos son altamente nutritivos y ricos en fibra, vitaminas C, E, B1, B3, B5 y B6. Además contienen minerales como el hierro, selenio, sodio, calcio, magnesio y fósforo.

A diferencia de la leche de vaca, la leche de coco no tiene lactosa, así que quienes sufren de intolerancia pueden usarla como sustituto.

Es también una opción popular con los veganos, y es deliciosa en smoothies con frutas o para preparar capuccinos, para quienes no beben leche.

Los cocos contienen cantidades significativas de grasa, pero son en su mayoría ácidos grasos saturados de cadena media (AGSCM). Uno en particular, el ácido láurico, se convierte en un compuesto muy beneficioso que se llama monolaurina, un antiviral y antibacterial que destruye una amplia gama de organismos que causan enfermedades.

Es por eso que ahora se piensa que el consumo de la leche de coco puede proteger al cuerpo de infecciones y virus.

Los AGSCMs se metabolizan rápidamente como energía en el hígado. Se cree que, a diferencia de otras grasas saturadas, el cuerpo los usa más pronto, de manera que es menos probable que se almacenen (o sea, que engorden).

Hoy en día ya encuentras varias marcas en el supermercado muy bajas en calorías con menos de 60 calorías por 200 ml y 6 gr de grasa por porción. Ojo no la confundas con agua de coco o con crema de coco, está es un poco más alta en grasa y calorías.

Si quieres conocer más consejos haz una cita con Iveth AQUÍ

#intolerancia #lactosa #leche #vegan

Entradas destacadas
Entradas recientes