Mejor Cardio o pesas para quemar grasa?


Si hago esta pregunta estoy segura que el 99% respondería que el cardio quema mucho más grasas que las pesas, y es por eso que muchas personas pasan horas en la bicicleta, elíptica o trotando en la banda. Pero si no nos quedamos con lo superficial del asunto, que es el desgaste calórico a la hora de hacer ejercicio la respuesta correcta sería, sin duda alguna, las pesas. Les voy a explicar el porqué.

El cardio quema grasas en el momento Si nos basamos simplemente en el hecho de quemar grasa en el momento de hacer ejercicio no hay duda que el cardio es el mejor con respecto a la pesas, y aún más el cardio moderado, ese ejercicio aeróbico que se realiza a un ritmo cardiaco bajo, entre el 60-65% de nuestro máximo. A ese ritmo el cuerpo prefiere usar reserva energética del tejido adiposo antes que glucógeno muscular, que lo reserva para momentos más intensos, para ejercicios anaeróbicos. Esto no quiere decir que no se use glucógeno, pero se usa más grasa que glucógeno, de ahí que se diga que el cardio moderado quema más grasas que las pesas, por ejemplo.

Las pesas son las ganadoras No es un secreto que una sesión de pesas se queman muchas menos calorías que en una sesión de ejercicio cardiovascular, y que durante este ejercicio anaeróbico el combustible principal va a ser, principalmente, el glucógeno en vez de la grasa. Pero hay un concepto y es el EPOC (exceso de oxígeno consumido post-entrenamiento). Tras las pesas la tasa metabólica permanece elevada en relación a los valores de reposo, para que luego el organismo retorne a su estado de equilibrio. Durante ese periodo de EPOC elevado el consumo de oxígeno es mayor comparado con el periodo pre-pesas, y, teniendo en cuenta que el consumo de oxígeno guarda relación directa con el gasto energético, se usan más calorías (principalmente grasas) durante dicho periodo (para consumir cada litro de oxígeno se usan unas 5 Kcal aproximadamente). Pero esto no hace que las pesas sean mucho mejor quema grasa que el cardio, ya que también se puede elevar el EPOC realizando ejercicio cardiovascular, en concreto si realizamos HIIT (Entrenamiento de intervalos de alta intensidad) o Crossfit o funcionales, también podemos elevarlo mucho más que con el cardio moderado. Más músculo más metabolismo La cantidad de músculo que tenga nuestro cuerpo hará que quememos más grasas estando en reposo. El metabolismo basal de una persona está directamente relacionado con la cantidad de músculo que tenga la persona. Por ejemplo, una persona que pese 80kg con un 10% de grasa tendrá más alto el metabolismo basal que si pesara 80kg pero con un 20% de grasa. Cuanto más músculo tenga una persona más alto va a tener el metabolismo basal, y la ganancia muscular se consigue con las pesas. Mejor condición física  El estado de forma cardiovascular, que puede ser un hándicap en segun vaya mejorando. Para una persona que se inicia en el cardio, con un estado de forma bajo, quemará más calorías que cuando se vaya poniendo en forma. Cada vez tendrá que correr más distancia o a mayor ritmo para quemar las mismas calorías, según mejore su estado de forma cardiovascular su cuerpo se adaptará y quemará menos. Pero con las pesas ocurre casi lo contrario, al ir mejorando el estado de forma del individuo cada vez podrá realizar entrenamientos más intensos, con más volumen, de mayor calidad, y esto repercutirá directamente en el aumento muscular, y por tanto elevará su metabolismo basal. CONCLUSION Si buscas quemar grasa en un momento concreto el cardio moderado puede ser una opción, incluso con el cardio HIIT podrás elevar el EPOC, pero si buscas quemar grasa más efectivamente y de una forma más duradera las pesas son la opción más correcta, por tanto podemos deducir que las pesas son mejor quemagrasas que el cardio. Pero no dejes de lado el ejercicio cardiovascular porque no esta bien que cargues muchas libras pero que no seas capaz de corre 3 km y sobre todo acompañado de una buena dieta.


Entradas destacadas
Entradas recientes