Comer de todo y bajo en grasa. Gran error


Esta frase puede que tuviera sentido hace años cuando no estábamos llenos de productos industriales o procesados. Puede que tuviera sentido cuando se decía que era mejor alimentarse de frutas, carne, pescado, pan y verduras, que alimentarse a base de baratos cereales o tubérculos porque no se podía pagar más. ¿Pero hoy en día? Entras a un supermercado y el 85% de la extensión lo ocupan productos poco recomendables. Es difícil pensar que lo mejor sería comer un poco de todo cuando lo único bueno se encuentra en ese 15% restante. Bajo en grasa no quiere decir saludable. La comida que se vende como baja en grasa o libre de ella, generalmente contiene mayores cantidades de sal, azúcar y almidón que los mismos productos que tienen los componentes regulares. Esto ocurre porque, cuando la grasa del producto se reduce, también se pierde parte del sabor. Por esta razón, y para compensar, se añaden otras sustancias como sal y azúcar. Es por eso que una menor cantidad de grasa no implica que el producto sea más saludable. Mejor te aconsejo, elegir alimentos naturales sin etiquetas (frutas, verduras, proteínas y grasas saludables) Será más fácil elegir una manzana a una barriga libre de gluten que aparentemente te ofrece muchas ventajas pero que está llena de azúcar ó unas almendras en lugar de esas papitas fritas bajas en grasa pero altas en sodio.


Entradas destacadas
Entradas recientes